Sobre Xiuhcóatl: El diálogo es nuestra arma

Sobre Xiuhcóatl: El diálogo es nuestra arma

foro

Foto: Artículo Treinta y Nueve.

El pasado 21 y 23 de mayo llevamos a cabo la primera actividad como agrupación ciudadana; “Xiuhcóatl: El diálogo es nuestra arma”, en las instalaciones del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo,  donde tuvimos la oportunidad de construir un espacio de diálogo entre la comunidad universitaria y los candidatos a diputados federales por el distrito VI con cabecera en Pachuca de Soto, Hidalgo.

Para llevar a cabo el ejercicio, nos pusimos en contacto con los equipos de campaña de las candidatas y los candidatos semanas atrás. Ahí nos dimos cuenta de la superficialidad en los discursos: todos coincidían en que era una excelente idea, y que harían lo posible por “hacer coincidir la agenda”, sin embargo, al final sólo asistieron la candidata Lidia García de morena y Edwin Garrido de encuentro social. Por ello, nuestras impresiones sólo se centrarán en lo ocurrido con estos dos candidatos y sus propuestas. En otra oportunidad expondremos nuestras valoraciones “en lo general” de los comicios en el Estado y en el país.

Conscientes de la “incertidumbre” entre la Universidad y el gobierno estatal en turno, entendimos la negativa a nuestra invitación, no obstante, desde nuestra perspectiva creímos aún más justificable el hecho de confrontar con mayor intensidad, -dado el contexto-, la pluralidad de ideas en un ambiente universitario, es decir, en un ambiente “crítico” de la realidad social.

Se esperaría una amplia diversidad de opiniones, y nuestro objetivo era poner a prueba qué tan tolerantes podemos ser. Creemos que activar nuestra capacidad de deliberación es el arma legítima de la sociedad civil por guiar al poder público. Esa es la responsabilidad que hemos decidido asumir; es muy sencillo conformarse con los ejercicios que plantean las instituciones electorales… En cambio, proponemos construir desde lo local alternativas viables a espacios de discusión pública.

El diálogo que se llevó a cabo dejó ver varias situaciones, a continuación las exponemos:

  • Durante la contienda se pudo observar claramente una ardua tarea de “guerra sucia” en contra de varios candidatos en el Estado. Durante el foro con la candidata Lidia García, varios alumnos cuestionaron el papel de la Universidad en las elecciones; hasta con cierta incomodidad, los alumnos no perdieron la oportunidad para hacer oír su voz. Las respuestas a estas interrogantes se encuentran plasmadas en dos notas sobre el evento en el periódico local “El independiente” y en los videos en vivo que se encuentran alojados en nuestra página de Facebook.
  • En general, el diálogo fue bastante sombrío, pues prácticamente ninguna propuesta se tocó a profundidad.
  • Independientemente del “nivel” de las propuestas y del “grado de exigencia”, para nosotros fue el inicio de un gran trabajo constante por mejorar la forma en que hacemos política, desde este medio, agradecemos a quienes asistieron a los foros y a quienes hicieron posible su realización en el Instituto.

A nuestra organización, Artículo Treinta y Nueve, le interesa el compromiso cívico por abrir espacios legítimos de comunicación entre la ciudadanía y el gobierno. No es suficiente con cambiar de color para tener un “buen gobierno”. Sostenemos que no basta con apropiarse de la legalidad de la participación ciudadana, ni con la promoción del civismo como forma de convivencia social. Proponemos, además de lo anterior, reconstruir y resignificar nuestras identidades desde lo común. Escépticos de la “democracia con adjetivos”, diseñamos proyectos de impacto social, evaluaciones a políticas, aplicaciones que rearticulen la información pública, así como todo aquel instrumento teórico-metodológico y pragmático que ayude a la toma de decisiones públicas, y a la solución de los problemas públicos.

Leave a Comment